19 Julio 2006

Un oído para personas con pérdida de audición

Uno de cada cinco austriacos sufre algún tipo de daño auditivo. Se puso en práctica un programa para ayudar a los discapacitados auditivos austriacos a adaptarse.

“De Oído en Oído, Camino de una Mejor Audición”, (“From Ear to Ear, on the Road to Beatter Hearing”), es el título de un proyecto de dos años de duración en el que se realizaron pruebas auditivas en los lugares de trabajo austriacos. El resultado: el 19 por ciento de los trabajadores austriacos padecían pérdida de audición.

“Los problemas auditivos están generalmente infravalorados. Muchas personas ocultaban su problema auditivo, o aprendían a vivir con su pérdida auditiva. No decían nada al respecto durante el mayor tiempo posible porque estaban avergonzados y pensaban que simplemente se las podrían arreglar,” dice Johan Marckhgott de la asociación austriaca de personas discapacitadas auditivas, Österreichischer Schwerhörigenbund.

Apoyo y consejos

Entre las personas tras el estudio “De Oído en Oído” se incluye gente con pérdida de audición, sus familiares y personas que asesoran a discapacitados auditivos.

En una entrevista inicial se identifican las necesidades especiales de cada discapacitado auditivo individualmente. Se orienta sobre los aparatos técnicos disponibles y se enseñan estrategias para desenvolverse. Aquellos que desean permanecer en el anonimato pueden recibir consejos sin tener que revelar sus nombres.

El equipo “De Oído en Oído” orienta a cada individuo con discapacidad auditiva sobre cómo oír mejor en casa y en el lugar de trabajo. El equipo también da consejos directamente a los empresarios.

Además, el programa proporciona un seguimiento durante el periodo de mayor dificultad, cuando la persona con discapacidad auditiva aprende a adaptarse a su pérdida de audición.

“En el trabajo, en particular, el bienestar mental y físico es de suma importancia,” explica Birgit Laux-Flajs, discapacitada auditiva.

Si una compañía decide tomar medidas para acomodar mejor a sus empleados discapacitados auditivos en el lugar de trabajo, el costo está cubierto por fondos del estado federal austriaco y fondos de la Fundación Social Europea.

El proyecto austriaco comenzó en 2003 con ayuda de la administración social de la región de Alta Austria.

Fuente: OÖNachrichten, 15.03.2006 y  www.vonohrzuohr.or.at 

Reciba noticias de hear-it