14 Mayo 2019

Una dieta sana reduce el riesgo de pérdida auditiva en las mujeres

Son muchos los beneficios que conlleva adoptar una dieta saludable. Según un estudio estadounidense, podría incluso reducir el riesgo de pérdida auditiva adquirida en el caso de las mujeres.

De acuerdo con un estudio realizado en los EE. UU., la probabilidad de desarrollar una pérdida auditiva moderada o de mayor gravedad se ve reducida en el caso de las mujeres con hábitos alimentarios saludables.

Comer bien para un menor riesgo de pérdida auditiva

En el estudio se examinó la relación existente entre la pérdida auditiva y tres tipos de dietas: AMED, DASH y AHEI-2010. La AMED, o dieta mediterránea, está basada principalmente en el consumo de frutas, vegetales, legumbres, habichuelas, frutos secos, aceite de oliva, pescado y marisco, aunque permite los quesos y yogures con moderación y deja los dulces y las carnes rojas para ocasiones esporádicas. La DASH está enfocada en detener la hipertensión y se basa en el consumo de frutas y vegetales, permite los lácteos, la carne (incluida la de aves) y el pescado con moderación, y es baja en grasas, aceites y dulces. La AHEI-2010, cuyas siglas se refieren al índice de alimentación saludable de 2010, reúne características de las otras dos dietas.

Según se desprende del estudio, las mujeres que siguieron de manera estricta la AMED y la DASH tenían un 30% menos de probabilidades de presentar pérdida auditiva moderada o de mayor gravedad que aquellas que no adoptaron ninguna de esas dietas. El estudio no halló una relación tan patente entre la dieta AHEI-2010 y una disminución del riesgo de pérdida audición, pero algunos resultados apuntan en esa dirección.

«Comer bien contribuye a fortalecer la salud en general y también puede ser de ayuda a la hora de reducir el riesgo de pérdida auditiva», afirma la Dra. Sharon Curhan, autora principal del estudio y epidemióloga del Brigham & Women’s Hospital de Boston (EE. UU.).

Información sobre el estudio

El estudio examinó a 81.818 mujeres que tenían entre 25 y 42 años al inicio (en 1989) y les realizó un seguimiento durante 22 años. Las participantes rellenaron cuestionarios relativos a su cumplimiento del régimen alimentario y sus capacidades auditivas.

Fuente: Adherence to Healthful Dietary Patterns Is Associated with Lower Risk of Hearing Loss in Women («Adoptar patrones alimentarios saludables está asociado a un menor riesgo de pérdida auditiva en las mujeres») se publicó en la revista Journal of Nutrition y www.usnews.com